EEUU Y LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA

Desde el comienzo del siglo XX, marcado por la guerra de EEUU contra España y la anexión de nuestras provincias de ultramar en 1898, se inicia una política de intervención norteamericana en todo el mundo que llega a nuestros días.

 

Franco se mantuvo en el poder tras la caída del fascismo en Europa por el apoyo americano y su utilización en la “guerra fría” contra la Unión Soviética.
La Transición se diseñó desde Washington para perpetuar la influencia americana en España, tras el ocaso vital de Franco, y con el objetivo de alinear a nuestro país con los países miembros de la OTAN e incorporarnos a la Alianza atlántica.

EL APOYO INCONDICIONAL DE EEUU A FRANCO Y LAS BASES

El régimen franquista fue un aliado importante de los americanos durante la guerra fría. Franco puso el territorio español al servicio de EEUU, quien instaló en nuestro país sus bases militares.

Los acuerdos de 1953, 1963 y 1970 se adaptan a las necesidades americanas y el régimen de Franco es apoyado incondicionalmente por los americanos.

La impopularidad de las bases hacía presagiar a los americanos en los años 60 que el acceso de España a la democracia podría poner en peligro su continuidad y de ahí su apoyo a Franco.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

EL ACCIDENTE NUCLEAR DE PALOMARES EN 1966

El 17 de enero de 1966 se produce el choque entre dos aviones norteamericanos, que se estrellan y donde mueren siete de sus tripulantes.

Uno de los aviones, el bombardero B-52, transportaba cuatro bombas nucleares contraviniendo los acuerdos con España que no permitían la presencia en nuestro territorio de armamento nuclear.

Dos bombas cayeron a tierra explotando la carga convencional y expandiendo en 226 hectáreas su carga radiactiva, que aún sigue contaminando la zona tras años de trabajos. Las otras dos cayeron en paracaídas, no explotaron y fueron recuperadas intactas, una en tierra y la otra en el mar 60 días después por un pescador. Esa caída al mar nos dejaría la foto histórica de Manuel Fraga bañándose en Palomares con el embajador norteamericano.

Recientemente, en 2017, los veteranos estadounidenses que participaron en la limpieza de Palomares han demandado a su gobierno por las discapacidades que les generaron (El País, 12-12-2017).

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

EL OCASO VITAL DE FRANCO Y EL CAMBIO DE ESTRATEGIA AMERICANA

Ya en los años 70 se hace patente la inminencia del final del ciclo vital de Franco y el Presidente Richard Nixon inicia la estrategia de su relevo. En 1971 envía al general Vernon Walters, quien sería enseguida nombrado director adjunto de la CIA, a entrevistarse con Franco para preparar su sucesión. Entrevista para preparar su muerte prolijamente contada por el general americano en sus memorias.

Se entrevista con el almirante Luis Carrero Blanco con quien prepara la coordinación de los servicios de inteligencia.

A continuación de estos contactos, el 8 de junio de 1973 Franco crea la figura del Presidente del Gobierno con amplios poderes y la autoridad suficiente para dirigir el traspaso de poder al príncipe Juan Carlos, nombrando Presidente del Gobierno al almirante Luis Carrero Blanco.

El atentado de ETA el 20 de diciembre de ese mismo año 1973 acabó con la vida de Carrero Blanco.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

LA REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES Y LA NECESIDAD DE INCORPORAR A ESPAÑA EN LA OTAN

Tras la muerte de Carrero y el paso fugaz de Torcuato Fernández Miranda por la presidencia interina del gobierno, es nombrado Presidente del Gobierno Carlos Arias Navarro, un hombre tan gris y comprometido con la represión franquista como su antecesor Carrero Blanco.

Pocas semanas después, en abril de 1974, se produce en Portugal la Revolución de los Claveles y el consiguiente debilitamiento del flanco sur de la OTAN.

El Secretario de Estado y Consejero de Seguridad Nacional Henry Kissinger llega a la conclusión de que es necesario un reforzamiento democrático del Gobierno español más allá de la sustitución de Franco por el príncipe Juan Carlos, que evite la repetición de lo sucedido en Portugal.

El Presidente Gerard Ford visita España en mayo de 1975 y a partir de ese momento se inician los contactos personales del embajador Wells Stabler con los dirigentes del PSOE y democristianos para preparar la Transición.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

LA EXPERIENCIA PORTUGUESA CON LOS SOCIALISTAS

El 25 de abril de 1974 los militares portugueses derriban la dictadura más longeva de Europa y ponen en marcha la Revolución de los Claveles.

En julio de ese año pasa a ser Primer Ministro el coronel Vasco Gonçalves, marxista próximo al Partido Comunista de Portugal, que pondría en marcha la reforma agraria y la nacionalización de la banca y el transporte público, entre otras muchas medidas.

En septiembre de 1974 para el golpe de estado del general Spinola y se nombra Presidente de la República al general Costa Gomes, repeliéndose un segundo intento de golpe de estado de Spinola en marzo de 1975.

La vía militar para acabar con la revolución portuguesa fracasa sistemáticamente.

Pero el Secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger venía trabajando otras alternativas. En el momento de la Revolución de los Claveles el Partido Socialista de Portugal contaba con 5 militantes y ninguno residía en Portugal. Sin embargo, esta sería la solución, financiada por los norteamericanos a través de las fundaciones alemanas, que acabaría con los gobiernos de Vasco Gonçalves, con la influencia comunista y que echaría atrás todos los logros revolucionarios.

El gran despliegue financiero y logístico en las elecciones de abril de 1975 para meter al Partido Socialista en las instituciones y el golpe del 25 de noviembre de 1975 derriban al gobierno y terminan situando a Mario Soares primero como Primer Ministro a partir de 1976 y luego como Presidente de la República a partir de 1986.

La Constitución de 1976, aprobada en este ambiente, desmontó la Revolución de los Claveles y retornó a Portugal al lado de los americanos.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

1976: PREPARANDO LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA

Tras la coronación de Juan Carlos I en noviembre de 1975 continuaba en la Presidencia del Gobierno Carlos Arias Navarro, con un ideario (el ”espíritu del 12 de febrero”) totalmente desprestigiado tras las ejecuciones de 1974 y los fusilamientos de 1975. Ya en 1976, los asesinatos de los obreros de Vitoria y los asesinatos de Montejurra forzaron la destitución de Arias Navarro el 1 de julio de 1976.

EEUU se propone sustituir la dictadura española por un estado bipartidista donde democristianos y socialdemócratas se alternen en el poder.

Se sitúa en la Presidencia del Gobierno a Adolfo Suarez con el encargo de convocar elecciones con los comunistas ilegalizados y formar un partido de centro derecha agrupando a liberales, democristianos y parte de la socialdemocracia.

Paralelamente se pone en marcha el lanzamiento del PSOE siguiendo la experiencia de Portugal.

Para estos propósitos son fundamentales los contactos personales encargados al embajador Wells Stabler un año antes con todos estos nuevos protagonistas.

Suarez legaliza “de facto” al Partido Socialista, provocando la dimisión en septiembre de 1976 del Vicepresidente del Gobierno para la Defensa general Fernando de Santiago Díaz de Mendívil y EEUU utiliza la misma vía ya usada en Portugal para hacer llegar cientos de millones de pesetas al Partido Socialista. Sería el propio Felipe González el receptor de uno de los envíos, la maleta entregada por el diputado socialdemócrata alemán Hans Juergen Wischnewski con el equivalente a 225 millones de pesetas y que destapó el periódico alemán Frankfurter Rund Schau. Están también documentados otros 200 millones de pesetas recibidos por la UGT de los sindicatos amarillos americanos. Según testimonios de exagentes de la CIA, la Agencia creo el “Programa Democracia” que utilizaba a las fundaciones de los partidos democristiano y socialdemócrata alemanes para canalizar el dinero americano en estas situaciones.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

EL DESENCUENTRO CON SUAREZ, EL 23F, LA ENTRADA EN LA OTAN Y LOS SOCIALISTAS

El diseño de la Transición española se realiza con Henry Kissinger como Secretario de Estado del Presidente republicano Gerard Ford. A finales de 1976 gana las elecciones el demócrata Jimmy Carter que nombra en 1977 Secretario de Estado a Cyrus Vance.

Algunos historiadores relatan ya un primer desencuentro entre Carter y Suarez en 1977 al negarse el primero a invitarle a comer en la visita a Washington de abril por no saber inglés Suarez (“La estancia del señor Suárez en Washington no tendrá, sin embargo, carácter de «visita de Estado», según la terminología diplomática norteamericana”, indicaba El País el 20 de abril de 1977, días antes de la visita).

En el capítulo LA OTAN Y EL 23 F detallamos la evolución de la relación entre Carter y Suarez, el posicionamiento de España con los Países no Alineados, la negativa de Suarez a entrar en la OTAN y la llegada de Reagan en 1980 a la Presidencia americana.

Como consecuencia de todo ello se diseña el 23 F para situar a los socialistas en el gobierno bajo la presidencia de un militar y favorecer el ingreso de España en la OTAN. La imprevisible actuación del teniente coronel Tejero impidiendo la entrada al hemiciclo de las Cortes del general Armada tras contarle éste por el pasillo los nombres del gobierno que iba a proponer (Felipe González vicepresidente, etc.), dio al traste con el golpe.

Pero EEUU consiguió los objetivos de meter a España (el mes de agosto, seis meses después del golpe) en la OTAN y posteriormente a los socialistas en el gobierno.

Tras la Transición y el 23 F se ha colocado una maraña de ocultación y negacionismo para favorecer la campaña mediática que insiste en una versión bucólica a favor de los partidos que pactaron la Reforma Política.

La participación de los americanos en el 23 F quedó de manifiesto en el proceso judicial posterior, donde los protagonistas del golpe explicaron todos los detalles. EL capitán Gómez Iglesias, condenado por el golpe, detalló la reunión del comandante José Luis Cortina (uno de los cerebros del golpe) con el embajador norteamericano en Madrid Terence Todman días antes del golpe.

También el coronel Arturo Vinuesa ha publicado la reunión el 14 de febrero del general Armada con el embajador Todman en Logroño.

El 23 F se diseñó siguiendo la experiencia del golpe militar turco de 1980 (cinco meses antes del 23 F) apoyado por EEUU y con el objetivo de reforzar la autoridad interna de este país clave de la OTAN tras la revolución de Iran de 1979.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

 

info@archivodelatransicion.es  I  Ayudas en la cuenta: ES33 0073 0100 5805 0586 0780

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies –  Blog

 

Licencia Creative Commons