POESÍA. LITERATURA

GABRIEL CELAYA

GABRIEL CELAYA

Gabriel Celaya conoce a Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes y de su paso por la Residencia nació su dedicación a la poesía.

En 1947 funda en San Sebastián la colección de poesía “Norte” y la revista “Egan” y publica “La soledad cerrada”, “Movimientos elementales” y “Tranquilamente hablando”, sus primeras poesías de la posguerra.

En los años 50 deja su trabajo en la empresa familiar y se instala en Madrid, donde se dedicaría totalmente a su trabajo de escritor.

En los años 60 viaja varias veces por Iberoamérica y es sancionado junto con Alfonso Sastre por participar en una asamblea de estudiantes.

En 1977 sería candidato del Partido Comunista de España por la provincia de Gipuzkoa al Congreso de los Diputados.

Su larga y variada producción poética le convierte en uno de los símbolos de la poesía española del siglo XX y del compromiso “hasta mancharse”.

 

Biografía y Obra completa de Gabriel Celaya – Diputación Foral de Guipúzcoa

Entrevista a Gabriel Celaya en el programa de TVE A fondo

 

ESPAÑA EN MARCHA

(De “Cantos iberos”, 1955)

Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

No vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen,
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo.
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.

 

info@archivodelatransicion.es  I  Ayudas en la cuenta: ES33 0073 0100 5805 0586 0780

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies –  Blog

 

Licencia Creative Commons