LA TORTURA GENERALIZADA A LOS PRESOS POLÍTICOS Y SOCIALES

La tortura, desde los golpes o el maltrato psíquico hasta la agresión física grave, que en algunos casos llegó a provocar la muerte, fue el procedimiento generalizado de actuación policial sobre los presos políticos y sociales durante el franquismo.
 
La fuerte movilización social durante la Transición y el miedo de las élites al cambio se unió a la impunidad de la actuación policial del franquismo y produjo un agravamiento de la situación de los detenidos en los calabozos policiales. Dentro de los miles de torturados aquellos años documentamos 16 casos de personas que murieron mientras eran torturadas por la policía, o como consecuencia de las lesiones sufridas, en situaciones tremendamente horrorosas.

LA GENERALIZACIÓN DE LA TORTURA DURANTE EL FRANQUISMO EN ESPAÑA

La tortura en España es de larga tradición histórica remontándose al período de la Inquisición.

Su abolición se produce en la Constitución de Bayona de 1808 y posteriormente en la Constitución de Cádiz de 1812, que en su artículo 303 indica que “No se usará nunca del tormento ni de los apremios”.

La practica de la tortura no se erradicó totalmente de España durante los siglos XIX y XX, pero sería durante el franquismo que alcanzó unas cotas de terror y de generalización horrorosas.

La tortura se constituyó como el elemento central de los procedimientos policiales, que no solo continuó la tradición policial española, sino que se generalizó. Las atrocidades cometidas durante la guerra civil y la posguerra en el exterminio de decenas y decenas de miles de demócratas republicanos inmunizó la conciencia de los dirigentes políticos y policiales, que siguieron utilizando la tortura de forma totalmente extendida. La tortura fue la norma de la actuación policial. Se practicó sobre los presos comunes y sobre todo sobre los presos políticos y sociales.

De acuerdo con Naciones Unidas “se entenderá por tortura todo acto por el cual un funcionario público, u otra persona a instigación suya, inflija intencionadamente a una persona penas o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar a esa persona o a otras” (Declaración sobre la protección de todas las personas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes).

Esto es, la tortura se caracteriza por dos factores:

 

  • Infligir pena o sufrimiento
  • Ser ejecutada por un funcionario público.
DOCUMENTOS

LA BRIGADA POLITICO SOCIAL

La Brigada Político Social se constituye a partir de la “Ley sobre funcionamiento de las Jefaturas Superiores de Policía” de 1941.

El siniestro recuerdo de este organismo policial, dedicado a perseguir y desarticular a los movimientos de oposición al franquismo, parte desde su propio inicio, a las órdenes de agentes de la Gestapo alemana bajo la dirección de Paul Winzer. Desde su origen se especializó en el uso de todo tipo de torturas contra los detenidos y en la infiltración en las organizaciones de la oposición.

Su nombre oficial era el de Brigada de Investigación Social y durante la Transición cambió de nombre a Brigada Central de Información en 1978. Su desaparición no se produjo hasta 1986 con la “Ley orgánica de Fuerzas y cuerpos de seguridad”. Sus miembros mantuvieron su carrera policial y no fueron juzgados ni procesados. Es el caso del torturador Roberto Conesa que fue puesto al frente de la Brigada Central de Información tras la desaparición de la Brigada Político Social, tras haber sido nombrado Jefe Superior de Policía de Valencia por Manuel Fraga en 1976. Implicado en su juventud en la muerte de “las trece rosas” lo han reconocido como su torturador el sindicalista Marcelino Camacho y el escritor Fernando Sánchez Dragó.

Junto a él destacó el torturador Antonio González Pacheco, conocido como “Billy el niño”.

DOCUMENTOS

EL TORTURADOR “BILLY EL NIÑO”

Personaje siniestro, torturador que disfrutaba con el dolor que causaba a sus victimas, murió en 2020 a causa del coronavirus a los 74 años de edad, sin haber sido juzgado por sus crímenes y condecorado y pensionado por sus fechorías (sus cuatro medallas le daban derecho a pensiones extra) por el estado.

No ha sido hasta después de su muerte, el 10 de junio de 2020, que el Congreso de los Diputados ha acordado “instar al Gobierno a regular la retirada de medallas y condecoraciones a personas y autoridades de la época franquista que hubieran tenido comportamientos y actitudes propias de torturadores”.

Son muchos los testimonios y denuncias por sus torturas. Algunos de ellos pueden verse en las entrevistas filmadas en el documental “Billy, el niño” realizado por Max Lemcke y presentado en la 17 edición del Festival de Sevilla:

 

Testimonios: Mikel Korta, víctima de ‘Billy el Niño’ fue torturado durante 9 días en el Gobierno Civil de Donostia-San Sebastián, en noviembre de 1978:

 

DOCUMENTOS

EL CUARTEL DE INTXAURRONDO, EL GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL RODRIGUEZ GALINDO Y LA TORTURA Y ASESINATO DE LASA Y ZABALA

El cuartel de la Guardia Civil del barrio de Intxaurrondo de San Sebastián fue la sede de la 513ª Comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa y tuvo como comandante desde 1980 a Enrique Rodríguez Galindo.

El 20 de enero de 1985 el perro de un cazador en la provincia de Alicante desenterró unos restos humanos, que una vez inhumados resultaron pertenecer a dos cadáveres enterrados en cal viva. La actuación encomiable y profesional del funcionario policial de los Juzgados de Alicante D. Jesús García García durante más de 10 años consiguió demostrar en 1995 que se trataban de los cadáveres de los desaparecidos Lasa y Zabala (“Un policía, actuando por su cuenta, logró la identificación de los cadáveres de Lasa y Zabala” tituló El País la noticia).

Este es el relato de los hechos que llevaron a la aparición de los cadáveres de Lasa y Zabala en Alicante:

1983 (La sentencia de la Audiencia Nacional no indica la fecha exacta)

El comandante Rodríguez Galindo y el Gobernador Civil de Guipúzcoa José Julián Elgorriaga Goyeneche acuerdan el secuestro de personas en Francia para su traslado a España para su emprisionamiento e interrogatorio en la residencia del Gobernador Civil denominada La Cumbre y situada en el Alto de Aldapeta de San Sebastián y seleccionan al Capitán Ángel Vaquero Hernández, al Cabo Enrique Dorado Villalobos y al Guardia Felipe Bayo Leal para ejecutar estas actividades.

15 de octubre de 1983

Los jóvenes de 18 años José Antonio Lasa Arostegui y José Ignacio Zabala Artano son secuestrados en Bayona (Francia) por personas a las órdenes del Comandante Rodríguez Galindo y trasladados al cuartel de Intxaurrondo.

16 de octubre de 1983

Son trasladados a La Cumbre donde son “interrogados” por el Capitán Ángel Vaquero Hernández, el Cabo Enrique Dorado Villalobos y el Guardia Felipe Bayo Leal, con la participación intermitente del Comandante Rodríguez Galindo y el Gobernador Civil de Guipúzcoa José Julián Elgorriaga Goyeneche.

Secuestrados, incomunicados, torturados.

Un tiempo después

Los dos jóvenes son enterrados bajo cal viva en el campo en la provincia de Alicante.

La Audiencia Nacional absolvió a los acusados del delito de torturas, aunque los condenó por asesinato. Sin embargo el informe del forense Antonio Bru en 1985 elaborado al descubrirse los cuerpos indica que fueron sometidos a tortura previamente a su muerte. Igualmente, el informe posterior de Francisco Echeverría, uno de los máximos expertos en medicina forense y profesor del Instituto de Criminología de la Universidad del País Vasco, estableció que “la existencia de torturas y graves lesiones parece acreditada, entre otros datos, por los apósitos, las vendas y las gasas que aparecieron junto a los cadáveres, desnudos, maniatados y amordazados”.

El 5 de enero de 2021 la hermana de José Ignacio Zabala, tras la desclasificación de nuevos documentos de la CIA sobre los acontecimientos, presentó una denuncia contra Felipe González “por haber incurrido presuntamente en el delito de inducir a cometer atentados y desapariciones forzadas a través de los GAL o en el delito de, en vez de ser garante del estado democrático y de Derecho, haberse prevalido de su cargo público de presidente del Gobierno español para tolerar, financiar o encubrir graves vulneraciones de derechos humanos por medio de los fondos reservados, tal y como evidencian innumerables testimonios e informaciones”. Se refiere al documento de la CIA que adjuntamos donde se indica:

La película “Lasa y Zabala” dirigida por el realizador Pablo Malo relata los acontecimientos. La película obtuvo un premio en la Sección Oficial de largometrajes del Festival de San Sebastián en 2014.

DOCUMENTOS

LA PELÍCULA “EL CRIMEN DE CUENCA” COMO EJEMPLO DE LA TORTURA A LOS PRESOS COMUNES Y DE LA OCULTACIÓN DE LA TORTURA EN ESPAÑA

En 1979 Pilar Miró dirigió la película “El crimen de Cuenca” basada en la novela de Ramón J. Sender “El lugar de un hombre”, que a su vez se refiere a un hecho histórico: Dos personas son condenadas por el asesinato confeso (confeso mediante tortura) de un compañero que 15 años más tarde se conocería que continuaba vivo.

La película relata con detalle los sistemas de tortura de la Guardia Civil.

La película fue secuestrada en 1979, al año siguiente de la Constitución de 1978, por el Gobierno, quien la mantuvo censurada durante más de año y medio sometiendo a la realizadora a un procedimiento militar.

Presentada al Festival de Berlín en 1980 tuvo un impacto mediático considerable.

Su estreno en España no pudo realizarse hasta 1981, alcanzando un éxito rotundo de taquilla y encumbrando a su realizadora.

Hoy en día sigue siendo un gran documento sobre el detalle de las prácticas torturadoras de la Guardia Civil.

 

DOCUMENTOS

EL CASO ALMERÍA. TRES INOCENTES CONFUNDIDOS POR LA POLICÍA Y TORTURADOS HASTA LA MUERTE

El 8 de mayo de 1981, Juan Mañas Morales, Luis Montero García y Luis Cobo Mier se trasladan desde Cantabria, donde residen, a la provincia de Almería para la celebración de la primera comunión del hermano de Juan. El 10 de mayo la Guardia Civil los considera sospechosos de ser miembros de ETA y los detiene en Roquetas de Mar.

Según la versión oficial de la Guardia Civil los detenidos eran trasladados a Madrid en su propio coche cuando atacaron al conductor que saltó del coche junto al otro guardia, momento en el que el teniente coronel Carlos Castillo Quero que circulaba detrás ordenó disparar cayendo el coche en llamas por un terraplén.

El abogado y teniente coronel de la Guardia Civil Victoriano Guillén de Almería, que no participó en los hechos y que reconstruyó los acontecimientos, relató a Crónica de El Mundo: “De noche, sin luz, tres cadáveres ensangrentados y un conciliábulo de sicarios y verdugos pensando cómo quitarse de en medio aquella papeleta… Tuvieron que despedazar a aquellas criaturas para poder meterlos en el coche, después lo despeñaron, le metieron fuego y se pusieron a pegar tiros”.

El teniente coronel Carlos Castillo Quero que dirigió la detención, tortura y muerte de las tres víctimas decidió realizar los interrogatorios fuera de la Comandancia de Almería ya que allí vivían las familias de los guardias civiles y podían oír los gritos de las torturas. Victoriano Guillén relató: “En Casafuerte ocurrió la tragedia, porque fue tal la tortura, la paliza, la cafrada, que se les quedaron en las manos. Cuando se dieron cuenta los habían matado”.

De acuerdo con la versión de Guillén, “La Dirección General de la Guardia Civil mandó un radio (nombre que se daba en la Guardia Civil a los fax o télex) diciendo que eran etarras y que habían atentado contra el general Valenzuela. Castillo Quero, que era un enfermo mental, un imbécil poseído y que, además, presumía de su amistad con el Rey, vio allí la ocasión de hacer un servicio y hacer méritos, colgarse medallas”.

En 1984 Pedro Costa dirigió la película “El caso Almería” basada en los acontecimientos.

DOCUMENTOS

LAS TÉCNICAS DE TORTURA APLICADAS POR LA POLICÍA ESPAÑOLA

Las técnicas de tortura aplicadas por los cuerpos policiales en la Transición han sido relatadas por las victimas con profusión de detalles. “La bañera”, “el colgado” y muchas otras técnicas de tortura son ya de conocimiento general. Algunas descripciones de estas torturas pueden escucharse en los enlaces del apartado anterior.

Con el objetivo de tener una idea aproximada de la aplicación por la policía española de cada tipo de tortura existente, recogemos la clasificación de acuerdo con el Protocolo de Estambul de los 202 casos peritados citados por el “Proyecto de investigación de la tortura y malos tratos en el País Vasco entre 1960-2014” del Gobierno Vasco.

Técnica de tortura utilizada
Nº de casos muestra
% de presencia

Golpes como puñetazos, patadas tortazos, etc.

172

85,10%

Posturas forzadas, ejercicios físicos extenuantes.

162

80,20%

Quemaduras con cigarrillos, líquidos o sustancias cáusticas

4

2,00%

Choques eléctricos

22

10,90%

Asfixia seca (capucha) o húmeda (agua)

70

34,70%

Lesiones por aplastamiento

11

5,40%

Desnudez forzada

68

33,70%

Vejaciones sexuales

57

28,20%

Violación (penetración parcial o completa)

3

1,50%

Condiciones detención, celdas anormalmente pequeñas o superpobladas, condiciones antihigiénicas, falta de instalaciones sanitarias, administración irregular de alimentos y agua o alimentos y agua contaminados, exposición a temperaturas etc.

149

73,80%

Privación de la normal estimulación sensorial, como sonidos, luz, sentido del tiempo, aislamiento, manipulación de la luz de la celda, restricciones en el sueño, alimentos, agua, instalaciones sanitarias, baño, actividades motrices,

186

92,10%

Falta de acceso a atención médica adecuada

94

46,50%

Humillaciones de tipo verbal o forzando a la realización de actos humillantes;

142

70,30%

Amenazas de muerte, de daños a la familia, nuevas torturas, prisión,

172

85,10%

Ejecuciones simuladas

37

18,30%

Amenazas de ataques por animales

3

1,50%

Técnicas psicológicas para desestructurar al individuo, incluidas traiciones forzadas, desvalimiento consciente, exposición a situaciones ambiguas o mensajes contradictorios

163

80,70%

Violación de tabúes

8

4,00%

Inducción forzada a traicionar a otra persona exponiéndola a riesgos;

39

19,30%

Inducción forzada a presenciar o escuchar torturas u otras atrocidades que se están cometiendo con otros o grabaciones de gritos, música, etc.)

78

38,60%

Otras técnicas psicológicas desarrolladas durante los interrogatorios

56

27,70%

Los golpes, las humillaciones y la desestructuración psicológica son las más frecuentes produciéndose en más del 80 % de los casos. Pero también se observan las de contenido sexual, incluidas violaciones, la asfixia, el uso de la electricidad y el uso de animales.

DOCUMENTOS

LA DETENCIÓN ARBITRARIA Y PROLONGADA BASE NECESARIA PARA LA TORTURA

La prolongación del período de detención es fundamental para la práctica de la tortura. Por una parte, se necesita un tiempo mínimo para producir el derrumbe psíquico de la víctima y por otro se necesita algo de tiempo para diluir las pruebas físicas del uso de la tortura en la víctima.

Durante el franquismo la detención arbitraria y sin control judicial estuvo generalizada. La Transición prolongó esta situación arbitraria y que se encuentra en la base de la práctica de la tortura. La Ley 56/1978 permitía mantener a una persona detenida hasta 10 días. Esta Ley sería declarada inconstitucional en diciembre de 1987.

En el período de 10 años entre estas dos fechas de vigencia de esta Ley los 1.069 casos de detenciones analizados por el Gobierno Vasco presentan la siguiente duración:

DOCUMENTOS

LA LEY DE AMNISTÍA

La Ley de Amnistía de 1977 fue una ley de Punto Final que prescribió los delitos cometidos por los políticos, funcionarios y agentes del orden público durante el franquismo contra el ejercicio de los derechos de las personas.

 “Los mayores vacíos se evidencian en materia de verdad y justicia. No se estableció nunca una política de Estado en materia de verdad, no existe información oficial, ni mecanismos de esclarecimiento de la verdad…  En el área de justicia, un excesivo formalismo e interpretaciones restrictivas de la Ley de Amnistía y del principio de legalidad no sólo niegan el acceso a la justicia, sino que también impiden cualquier tipo de investigación”. (Informe del Relator de Naciones Unidas en 2014).

 

Ver apartado: LA LEY DE AMNISTÍA DE 1977. LEY DE PUNTO FINAL

MUERTOS MIENTRAS ERAN TORTURADOS, O TRAS SU TORTURA, EN LA TRANSICIÓN (ENTRE 1975 Y 1983)

 

Antonio González Ramos
31 de octubre de 1975
Fue detenido por la Brigada de Investigación Social y muerto a golpes del inspector José Matute Fernández. La policía adujo que se arrojó en marcha del vehículo en un traslado
José Bernardo Bidaola “Txirrita”
24 de abril de 1976
Detenido, torturado y muerto por la Guardia Civil y luego abandonado en el campo
Conrado Iriarte Vañó
22 de mayo de 1976
Fue arrojado por una ventana de la comisaría de Delicias de Madrid. Estudiante de primero de Físicas de la Universidad Autónoma de Madrid, natural de Baeza (Jaén). de 19 años de edad
Eduardo Serra Lloret
24 de enero de 1977
Torturado en la Jefatura Superior de Policía de Valencia en diciembre de 1975. Murió al cabo de un año como consecuencia de las secuelas de la tortura. Militaba en el PCE (m-l).
David Álvarez Peña
14 de enero de 1978
Herido de balas por la Guardia Civil el 19 de diciembre de 1977 en Lemóniz y atendido por un guarda de la central. Los familiares afirmaron que el herido había sido golpeado.
Agustín Rueda Sierra
14 de marzo de 1978
Muerto en la cárcel por una paliza policial
Juan Luis Etxebarria Agirre
25 de enero de 1979
Recibió dos tiros al intentar robar un coche. Ingresó estable en el Hospital Provincial de Navarra sin riesgo de muerte. Seis días después del ingreso la policía le interrogó en la habitación del hospital y tras oírse gritos de auxilio murió.
José España Vivas
5 de septiembre de 1980
Militante vecinal y ecologista muerto mientras se le tortura en la Dirección General de Seguridad en Madrid
Joseba Arregi Izagirre
13 de febrero de 1981
Muerto mientras era torturado en comisaría por los policías Juan Luis Méndez Moreno, Juan Antonio Gil Rubiales, Julián Marín Ríos, Ricardo Sánchez y Juan Antonio González
Jesús Urbien Orbegozo
27 de marzo de 1981
Suicidado con un tiro en la boca al ser detenido por la Guardia Civil. Tenía otro tiro en la espalda.
Luis Montero García
10 de mayo de 1981
Trabajador detenido por error de la policía y torturado hasta la muerte. Conocido como Caso Almería
Juan Mañas Morales
10 de mayo de 1981
Trabajador detenido por error de la policía y torturado hasta la muerte. Conocido como Caso Almería.
Luis Manuel Cobo Mier
10 de mayo de 1981
Trabajador detenido por error de la policía y torturado hasta la muerte. Conocido como Caso Almería.
Esteban Muruetagoiena Scola
28 de marzo de 1982
Médico detenido incomunicado 10 días. Murió 3 días después. Presentaba quemaduras en diversas partes del cuerpo, producto probable de la aplicación de electrodos, hemorragia en el oído izquierdo e inflamación genital. 
José Antonio Lasa Arostegui
1983
Secuestrado, torturado y asesinado. Caso Lasa y Zabala.
José Ignacio Zabala Artano
1983
Secuestrado, torturado y asesinado. Caso Lasa y Zabala.

TESTIMONIOS

La cadena vasca de televisión ha recogido innumerables testimonios de personas torturadas. Seleccionamos una muestra de estos testimonios de víctimas de tortura.

“Ocho víctimas de torturas cometidas durante el franquismo cuentan su verdad, las torturas sufridas, y exigen justicia”:

 

“Torturas en el cuartel de Tolosa en los 70: las víctimas siguen buscando justicia”:

 

“El policía nacional José Manuel Sánchez Fornet fue testigo de cómo se torturaba”:

 

“Eli Nosellas, de Ibarra, denuncia que, cuando tenía 16 años, en 1975 fue torturada por orden del capitán Muñecas”:

 

“Los hermanos Arrizabalaga, torturados por el capitán Muñecas relatan cómo fueron torturados”:

 

 

 

MÚSICA

Inspirada en las torturas de los hermanos Arrizabalaga.

Traducción:

El hijo de Itziar
no denuncia al compañero…
Y ante de los perros
permanece firme y callado.

¡El hijo de Itziar: eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.
La muchacha Maji puede estar orgullosa
¡al salir de la cárcel ira a buscarlo!
¡Maji, muchacha, eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.

-Mi hijo, ¿qué te han hecho para aparecer asi?
-Ama, me han golpeado para que hable.
-¿Y has dado nombres? ¡Díme la verdad!
-No ama, ¡no los di! ¡He salido puro!
-¿Has salido puro?
-Es cierto, madre.
Y la madre le ofreció un clavel rojo.

¡El hijo de Itziar: eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.
La muchacha Maji puede estar orgullosa
¡al salir de la cárcel ira a buscarlo!
Maji, muchacha, ¡eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.

Siete hombres alrededor a golpes,
me han cogido a palos y pateado en el suelo.
Pero yo no he dado
nombres de compañeros.
Y se han quedado allá
sin saber nada.

Me han metido cuatro veces la cabeza en el agua
me han tenido colgado de las piernas
pero no he dado nombres de amigos.
¡Y se han quedado allá sin saber nada!
Colgado de las piernas, ¡yo siempre callado!
Y se han quedado allá sin saber nada.

El hijo de Itziar: !eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.
La muchacha Maji puede estar orgullosa
¡al salir de la cárcel ira a buscarlo!
Maji, muchacha, ¡eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.

El sudor y sangre resbalando
los labios heridos y las uñas arrancadas,
pero no he dado nombres de amigos
¡Y se han quedado allá sin saber nada!
Lleno de sangre, ¡yo siempre callado!
Y se han quedado allá sin saber nada.

El hijo de Itziar: ¡eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.
La muchacha Maji puede estar orgullosa,
¡al salir de la cárcel ira a buscarlo!
Maji, muchacha, !eso es un chaval!
Prefiere la muerte en vez de traicionar.

El hijo de Itziar
no traiciona al compañero.
Y ante los perros
firme y en silencio permanece.
Lo han mandado a la cárcel,
la ama no lo ha reconocido
Y Maji, suavemente,
Le ha dado dos besos…

 

info@archivodelatransicion.es  I  Ayudas en la cuenta: ES33 0073 0100 5805 0586 0780

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies –  Blog

 

Licencia Creative Commons