LA IGLESIA CATÓLICA

EL CONCORDATO CON LA SANTA SEDE DE 1953

Pasada la Guerra Civil, donde la Iglesia Católica estuvo plenamente comprometida con Franco tanto en el Alzamiento Nacional como en la propia Guerra Civil y tras más de diez años de negociaciones España firma en 1953 el Concordato con la Santa Sede con la intervención importante del embajador Ruiz Jiménez.

En este Concordato la Iglesia obtenía multitud de ventajas. Desde la propia confesionalidad del estado a la independencia jurisdiccional eclesiástica y a los temas patrimoniales, la enseñanza, etc., etc.

El final del pontificado de Pío XII en 1958 y la llegada del Concilio Vaticano II cambiaría la posición de la Iglesia en España.

DOCUMENTOS

LA IGLESIA CATÓLICA

Durante el Régimen franquista buena parte de la base de la Iglesia Católica fue radicalizándose en su compromiso social en torno a organizaciones muy amplias como fueron la HOAC o la JOC y muchos de sus miembros fueron fundadores de muchas de las organizaciones de izquierda de la época.

El compromiso de las comunidades cristianas de base fue un elemento más en la lucha contra la dictadura.

Mientras esto ocurría, la Iglesia Católica oficial fue adaptándose al cambio político al ritmo que marcó la Reforma de Adolfo Suárez. Esta posición se iba haciendo pública a través de las homilías de los cardenales (homilía del cardenal Tarancón en la coronación del Rey en 1975 o la de Monseñor Suquía que pide la amnistía en la ofrenda nacional al Apóstol Santiago de julio de 1976) y de los documentos de la Conferencia Episcopal. Entre estos documentos destacan “La Iglesia ante el momento actual” de diciembre de 1975 que defiende la democracia, “Orientaciones cristianas sobre participación social y política” de julio de 1976, “El momento del país” de noviembre de 1976 apoyando el referéndum de la Reforma y “Nota sobre la participación política” de febrero de 1977 donde solicita la amnistía (téngase en cuenta que la amnistía fue una reivindicación popular contra el régimen para sacar a los luchadores antifranquistas de las cárceles, pero que la amnistía de 1977 lo que amnistió fueron los crímenes franquistas). A partir de 1977 la postura oficial de la Iglesia Católica se centra en la defensa de sus posturas tradicionales reaccionarias (“Ante la actual situación española” de noviembre de 1977, “Los valores morales y religiosos en la Constitución” de diciembre de 1977 y “Nota sobre el Referéndum Constitucional” de noviembre de 1978), donde se posicionan por la enseñanza religiosa, a favor del matrimonio católico, contra el aborto y tratan de mantener los privilegios económicos de la Iglesia.

DOCUMENTOS

LOS ACUERDOS ENTRE LA SANTA SEDE Y EL ESTADO ESPAÑOL DE 1976 Y 1979

Con la llegada de Suárez a la Presidencia del Gobierno se firma el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado español de julio de 1976. En este Acuerdo se plantea la necesidad de revisar el Concordato existente a la vista del Concilio Vaticano II.

En este Acuerdo el Estado renuncia al privilegio de presentación en los nombramientos eclesiásticos y la Iglesia renuncia al fuero eclesiástico.

Sin embargo, este Acuerdo tomaría posteriormente importancia por ser un aviso de lo que serían los acuerdos de 1979, al indicar en su preámbulo:

Dado que el Estado español recogió en sus leyes el derecho de libertad religiosa, fundado en la dignidad de la persona humana (Ley de 1 de julio de 1967), y reconoció en su mismo ordenamiento que debe haber normas adecuadas al hecho de que la mayoría del pueblo español profesa la Religión Católica…”

Dejaba patente los privilegios de la Iglesia Católica.

El 6 de diciembre de 1978 se aprobó por referéndum la Constitución española y escasos días después, el 3 de enero de 1979, se firmaron los Acuerdos con la Santa Sede.

Fueron cuatro Acuerdos:

I. Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos jurídicos

II. Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales

III. Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre la asistencia religiosa a las Fuerzas Armadas y el servicio militar de clérigos y religiosos

IV. Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos

Estos acuerdos firmados después de la Constitución son claramente “preconstitucionales” por no decir abiertamente que son inconstitucionales y otorgan privilegios a la Iglesia Católica que han llegado hasta el siglo XXI.

DOCUMENTOS

ENLACE A LA PÁGINA DE MOVIMIENTOS CRISTIANOS DE BASE

 

Ver

 

info@archivodelatransicion.es  I  Cuenta bancaria: ES33 0073 0100 5805 0586 0780

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies 

 

Licencia Creative Commons