ARCHIVO POR ORGANIZACIONES

MOVIMIENTOS SOCIALES: EL CAMPO

EL CAMPO, LAS “GUERRAS AGRARIAS” Y LAS “TRACTORADAS”

La concienciación de los pequeños agricultores fue creciendo rápidamente como consecuencia de la penuria de los precios agrícolas. Las organizaciones agrarias se extienden con rapidez y las “guerras agrarias” y las “tractoradas” se extienden por toda la geografía española. La “guerra de la leche” en Asturias en 1966 y la “guerra del pimiento” en el Valle del Ebro en 1973 fueron los antecedentes de la gran movilización agraria de la Transición. La “guerra del tomate”, la “guerra del espárrago”, la “guerra de la patata temprana”, la “guerra del maíz” en Aragón en 1976, terminarían confluyendo en la gran movilización nacional de la “guerra de la patata” de 1977. De acuerdo con datos de UGT, en la “tractorada” de 1977 participaron 55.200 tractores, el 77% de los 72.000 del censo anterior de las 9 provincias que analiza; destacando en Logroño, Álava, Palencia y Navarra. Las cifras de la COAG hablan de 108.550 tractores en 28 provincias ocupando las carreteras españolas en la “tractorada” del 77.

 

AGRICULTORES Y GANADEROS

LAS HERMANDADES DE LABRADORES Y GANADEROS

La organización franquista del campo estuvo articulada en torno al sindicalismo vertical de las Hermandades de Labradores y Ganaderos. Los cambios que se producían en España animaron al Régimen a tratar de conservar esta estructura en el campo a través de las Cámaras Agrarias. Mientras el sindicalismo vertical desaparecía tras la muerte de Franco, la Ley y el Decreto de 1977 que reformaban las instituciones del sindicalismo vertical, en el campo tan solo supusieron un cambio de nombre, pasándose a llamar las Hermandades con el nuevo nombre de Cámaras Agrarias Locales, manteniendo las mismas funciones y la obligatoriedad de los agricultores a su pertenencia y pago de cuota.

LAS ELECCIONES DEL 78 A CÁMARAS AGRARIAS

Las elecciones a Cámaras Agrarias provinciales (estructura provincial de las Hermandades de Labradores y Ganaderos) de 1976 fueron un escándalo de manipulación que generaron mucha polémica. En el caso de La Rioja, epicentro de la movilización de los agricultores, la polémica entre el electo Presidente de la Cámara y Pedro Barragán del PTE en el periódico Nueva Rioja a dos páginas durante tres días forzó la dimisión del Presidente de la Cámara y Procurador en Cortes.

Ante esta situación, las elecciones de 1978 a las Cámaras Agrarias se plantearon como el paso a la democratización de las estructuras del campo español, aunque el control del gobierno de la UCD de las estructuras verticalistas y de los censos generó un enorme pucherazo electoral a favor de las falsamente denominadas candidaturas independientes.

En cualquier caso, estas elecciones supusieron la configuración del mapa organizativo del campo. Se eligieron 73.687 representantes. Si hacemos omisión de los 45.470 representantes de los “independientes” verticalistas, el reparto de los 28.217 restantes fue el siguiente:

• Representantes de los pequeños agricultores: la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) (6.185 representantes) y sindicatos campesinos impulsados fundamentalmente por el PTE (1.799 representantes).

• Representantes de los sindicatos reformistas asociados a los medianos agricultores y ganaderos: el Centro Nacional de Jóvenes Agricultores (CNJA) (1.773 representantes), la Federación de Trabajadores de la Tierra (FTT) (UGT) (2.434 representantes), sindicatos organizados por la UCD (2.631 representantes) y en torno a la Federación Independiente de Sindicatos Agrarios (FISA) (11.183 representantes). (Posteriormente se crearía la Unión de Federaciones de Agricultores de España (UFADE) como simbiosis de la organización derechista ARA y de la FISA (intento de sindicato agrario de UCD, que no llegó a tomar fuerza).

• Representantes de los grandes agricultores: la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG) (4.165 representantes).

COORDINADORA DE ORGANIZACIONES DE AGRICULTORES Y GANADEROS (COAG)

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) se constituyó en 1977 como una estructura de coordinación entre las organizaciones regionales. Impulsaron la Coordinadora fundamentalmente la Unión de Agricultores y Ganaderos de La Rioja y las Uniones de Campesinos de Zamora y de León. Hoy la COAG da servicio a más de 150.000 agricultores y ganaderos a través de sus 220 oficinas en todo el territorio nacional.

La COAG define hoy en su web su historia así: “COAG tiene su referente histórico más remoto en las movilizaciones campesinas que se produjeron a finales de la década de los 60 y principios de los 70. En aquellos años las reivindicaciones se relacionaban fundamentalmente con los precios agrarios. Era el tiempo de las “guerras”: la guerra del pimiento, la guerra del maíz, la guerra de la leche, de la patata, etc. La experiencia asociativa que supusieron estos movimientos espontáneos sirvió para que en los últimos años del régimen anterior se crease un embrión de lo que sería durante la transición la configuración de lo que más tarde sería la COAG. Los agricultores que participaron en aquellas protestas y reivindicaciones por los precios descubrieron su propia capacidad organizativa y la escasa o nula representatividad de las llamadas entonces “Hermandades Sindicales de Labradores y Ganaderos”.”

PEGATINAS

LA UNIÓN DE AGRICULTORES Y GANADEROS DE LA RIOJA

“Durante la década de los 70, a la vez que en el resto de España se producía la lenta muerte de Franco y de su régimen dictatorial, la sociedad riojana comenzaba a reclamar derechos olvidados durante décadas. Los agricultores y ganaderos de los pueblos riojanos fueron de los primeros en reivindicar públicamente soluciones para las miserias que vivían. Las carreteras fueron el lugar de cita para las primeras movilizaciones, aún ilegales.

Mientras los pueblos se iban despoblando a gran velocidad, los precios agrarios cada vez eran más ridículos. Las tractoradas de 1977, con la patata como protagonista en esta ocasión, dieron el empujón definitivo al movimiento sindical agrario. Sin prisa, pero sin tregua, la organización fue tomando el relevo a la improvisación, creándose Uniones locales en cada pueblo”. (www.uagr.org)

PEGATINAS
MEMORIA ORAL

UNIÓ DE PAGESOS DE CATALUNYA

La Unió de Pagesos de Catalunya se constituyó en 1974 en el Alto Penedés y participó muy activamente en todas las movilizaciones agrarias de la Transición. Publicó en sus orígenes el periódico La Terra, utilizando el mismo nombre que el periódico de la Unió de Rabassaires en los años 20.

Entre las movilizaciones desarrolladas en la Transición destacan las de 1977, que se inició en La Rioja, y en la que participaron más de 18.000 tractores en Catalunya y las organizadas al año siguiente contra las Cámaras Agrarias.

La tractorada de 1978 se inició en Catalunya con una cierta discrepancia de la Unió de Pagesos de Catalunya con la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). La primera quería forzar a la Coordinadora a una posición más dura con el Ministerio en el tema de la financiación de la Seguridad Social Agraria y en el tema de las elecciones a las Cámaras Agrarias. Finalmente, el día 11 de marzo los agricultores de La Rioja y de Castilla y León salieron a las carreteras a apoyar la protesta catalana iniciada el día 9. La Unió consiguió sentar a negociar al Ministerio y en las elecciones de mayo a las Cámaras llamó al boicot electoral.

La Unió de Pagesos de Catalunya es hoy la mayor organización agraria de Catalunya con un nivel de representación en torno al 70%. En 2008 se separó de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

ARCHIVO FOTOGRÁFICO
OTROS MATERIALES

UNIÓN DE CAMPESINOS EXTREMEÑOS

La Unión de Campesinos Extremeños (UCE), con su nuevo nombre UPA UCE es hoy una organización profesional con más de 50 empleados y 10.000 afiliados, que en los años 70 impulsó la organización del campo extremeño. Creada por el Partido Comunista de España en los años 60 fue uno de los gérmenes de la lucha contra el franquismo en Extremadura.

PEGATINAS

JORNALEROS

LOS TRABAJADORES ASALARIADOS EN EL CAMPO. LOS JORNALEROS

A partir de los años 70 la válvula de salida de la emigración de los jornaleros se detiene y el problema del paro comienza a crecer con velocidad.

En 1976 España cuenta con 628.000 parados, de los que son del campo 64.000 (40.000 en Andalucía).

En 1977 España cuenta con 760.000 parados, de los que son del campo 79.000 (50.000 en Andalucía).

En 1978 España cuenta con 1.016.000 parados, de los que son del campo 91.000 (63.000 en Andalucía).

A partir de ahí, la crisis del petróleo haría estragos entre la clase trabajadora que sobrepasaría en 1985 los 3 millones de parados.

Este nivel de paro entre los jornaleros andaluces y extremeños se convirtió en una situación insostenible en la mayoría de los pueblos de Andalucía y generaría el levantamiento de los jornaleros andaluces.

ARCHIVO FOTOGRÁFICO

SOC Jornaleros verdeo Gilena (9 fotografías)

SOC Puerto Serrano (48 fotografías)

EL SINDICATO DE OBREROS DEL CAMPO (SOC)

La política unitaria y reivindicativa desarrollada por el Partido del Trabajo logró incorporar a la lucha sindical y social al grueso de los jornaleros, fundamentalmente en Andalucía.

En 1976 se libra el debate en Comisiones Obreras (CCOO) sobre la opción de desarrollar un sindicato unitario estatal o favorecer la formación de sindicatos de partido, dando oxígeno a la UGT. Tras la renuncia de CCOO a desarrollar el sindicalismo unitario en la asamblea de Barcelona de julio de 1976, las comisiones de jornaleros se constituyen en septiembre de 1976 en el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), celebrando su primer congreso en Morón de la Frontera.

Dos grandes hitos popularizaron el protagonismo del Sindicato en aquellos años: la huelga de hambre del pueblo de Marinaleda y, sobre todo, las ocupaciones de fincas. En una tierra herida por el paro y la emigración, con los grandes latifundios manifiestamente mal cultivados y con una reforma agraria pendiente desde la República, las ocupaciones de fincas desarrolladas por el Sindicato de Obreros del Campo retumbaron en la conciencia de toda España y tuvieron una gran resonancia internacional.

El SOC sería fundador de la Confederación de Sindicatos Unitarios de Trabajadores (CSUT) junto con otros sindicatos sectoriales surgidos tras el desencuentro de la asamblea de CCOO de Barcelona.

El Sindicato de Obreros del Campo (SOC) forma parte hoy del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

ARCHIVO FOTOGRÁFICO

SOC (47 fotografías)

SOC Jornadas (172 fotografías)

SOC UGT Cádiz (8 fotografías)

OTROS MATERIALES

LAS OCUPACIONES DE FINCAS

Las movilizaciones jornaleras de 1978 fueron fraguando un amplio movimiento que cuajó en las ocupaciones de fincas. Se trataba de despertar la conciencia nacional sobre la situación del campo andaluz.

Las ocupaciones no fueron un acto desesperado. Estaban planificadas y bien organizadas.

Cada pueblo en asamblea debatía sobre las fincas manifiestamente mal cultivadas y acordaba el objetivo de ocupación. Tras la decisión, el pueblo entero se ponía en marcha, con imágenes de movilizaciones que han pasado a la historia. Frente al paro, frente al humillante empleo comunitario, frente a las esperas en la plaza del pueblo a que te contrate el capataz del señorito, la ilusión del trabajo en tu propia tierra desató los sentimientos de los jornaleros. La llama prendida en el campo andaluz se extendió por todas partes.

Finalmente, la Guardia Civil consiguió desalojar por la fuerza todas las fincas ocupadas.

Pero la lucha no fue estéril. El grito de los jornaleros andaluces resonó no solo en toda España sino en el resto del mundo. Se abrió una puerta a un camino diferente. Se consiguieron algunas leyes y en los años siguientes algunas fincas. Por ejemplo, Marinaleda consiguió para sus jornaleros 1.200 ha. para su cultivo.

ARCHIVO FOTOGRÁFICO

SOC Ocupaciones de fincas (20 fotografías)

 

info@archivodelatransicion.es  I  Cuenta bancaria: ES73 0081 0299 9600 0128 9836

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies 

 

Licencia Creative Commons