LA COLZA

En los primeros meses de 1981, coincidiendo en el tiempo con el 23F, se produce un envenenamiento masivo en España que se extiende desde el primer caso en Torrejón de Ardoz.
 
El Dr. Muro descubre que el contagio se realiza por vía digestiva. Es fulminantemente destituido como director del Hospital del Rey de Madrid por contradecir la versión oficial de la vía respiratoria.
El ministro de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social Jesús Sancho Rof salió en televisión a negar al Dr. Muro afirmando que “Lo causa un bichito … tan pequeño que, si se cae de la mesa, se mata“, ante el hazmerreír nacional…

EL ENVENENAMIENTO POR EL “SÍNDROME TÓXICO”

La investigación del envenenamiento por el “síndrome tóxico” es uno de esos hitos judiciales y políticos mal cerrados de la historia de España.

En 1981 se produjo un envenenamiento masivo en España que afecto a más de 15.000 o 20.000 personas, provocando la muerte de las 330 reconocidas en la sentencia o hasta las más de 1.100 según otras opiniones y graves secuelas a miles de ellas.

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

HECHOS CONTRASTADOS

De los hechos contrastados que conocemos destacamos los siguientes:

  • El 1 de mayo se produce la muerte en Torrejón de Ardoz del niño Jaime Vaquero García. Los casos reportados de enero, descubiertos posteriormente, con los mismos síntomas no fueron admitidos oficialmente.
  • La versión oficial inicial de “neumonía atípica” no era correcta y fue el doctor Antonio Muro, director del Hospital del Rey en Madrid quien descubrió el 10 de mayo que la enfermedad se contraía por vía digestiva y no por vía respiratoria. El 15 de mayo es destituido como director del hospital por contradecir la versión oficial.
  • La agencia Tass, citando fuentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó que el punto de partida de la epidemia se encontraba en la base de Torrejón. (El Pais 1981/05/28)
  • El 11 de mayo se centraliza la investigación epidemiológica en el Center for Disease Control de Atlanta (EEUU).
  • El 14 de mayo el Dr. Muro ya ha establecido un primer análisis epidemiológico que le permite determinar el origen del envenenamiento en una empresa de Roquetas de Mar, Agrupamar, que comunica al Ministerio. Con esta información y conociendo las partidas vendidas y los mercadillos en que se están distribuyendo predice de forma pública los lugares donde se van a producir nuevos brotes en los siguientes días, acertando plenamente. (EL País 1981/05/19)
  • El 21 de mayo el ministro de Sanidad, Jesús Sancho Rof, declara en rueda de prensa que se trata de “un bichito que se cae al suelo y se mata”, insistiendo en la vía respiratoria. (El País 1981/05/22)   (El País 1981/05/26)
  • El 18 de junio Sanidad admite el envenenamiento por vía digestiva, pero lo achaca al aceite de colza. (El País diario/1981/06/18)
  • A partir del 14 de mayo y una vez que se hacen públicas las investigaciones del Dr. Muro y se conoce el origen del envenenamiento, la epidemia decae. Sin embargo, tardaría un mes en hacerse público que el “verdadero” origen era el aceite de colza y todas las familias siguieron consumiéndolo sin intoxicarse. Tampoco se intoxicó nadie en regiones enteras, como Catalunya, donde se distribuyeron parte de las partidas de colza “causantes” de la epidemia.
  • Los enfermos y los herederos de las víctimas tuvieron que firmar que habían consumido aceite de colza para cobrar las multimillonarias indemnizaciones que se establecieron en el juicio. Muchos no lo firmaron y no cobraron.
DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

DOS VERSIONES ALTERNATIVAS

Dos teorías para explicar lo sucedido:

1.- La versión oficial:

Existía una base de correlación entre el antecedente de la ingestión del aceite de colza y las consecuencias de la muerte o las lesiones. (Sentencia de la Sala II de la Audiencia Nacional de 19 de mayo de 1989)

2.- La versión defendida por el Dr. Muro y parte de las víctimas:

La que se niega en el texto de la sentencia: “No consta que a finales de 1980 o principios de 1981 se produjera en la base militar USA de Torrejón de Ardoz accidente relacionado con armas químicas órgano-fosforadas, desencadenantes de una onda epidémica.

No consta que ulteriormente ente alguno, público o privado, nacional o internacional, provocara mediante el envenenamiento de tomates con órgano-fosforados, una segunda onda epidémica a fin de disimular el origen de la primera”. (Sentencia de la Sala II de la Audiencia Nacional de 19 de mayo de 1989)

DOCUMENTOS

Documentos en proceso de clasificación. Su publicación puede tardar unas semanas.

 

info@archivodelatransicion.es  I  Ayudas en la cuenta: ES33 0073 0100 5805 0586 0780

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies –  Blog

 

Licencia Creative Commons