LOS PACTOS SOCIALES POSTERIORES

En los últimos años del franquismo se produjo una movilización de los trabajadores que se convirtió en el elemento central de la presión sobre el Régimen. En este movimiento se produjeron grandes mejoras salariales y en las condiciones de trabajo.

 
Cerrado el proceso político, con el triunfo de la UCD, comenzó la “modernización” de las relaciones laborales a través de los Pactos Sociales, para conseguir el recorte de los salarios reales y el pleno control de la organización del trabajo por parte de las empresas.

ACUERDO BÁSICO INTERCONFEDERAL (ABI)

En 1979 la limitación salarial se estableció por el gobierno mediante el Real Decreto Ley 49/1978 de 28 de diciembre, generando una gran conflictividad social que coincidió con las elecciones municipales y generales de la primera parte del año.

Cerrada por ley la negociación salarial y discutiéndose en el parlamento el Estatuto de los Trabajadores, el 10 de julio de 1979 se firmó entre la UGT y la CEOE el Acuerdo Básico Interconfederal sin acuerdos concretos y orientado a marcar los contenidos del Proyecto de Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Para el día siguiente de la firma, el 11 de julio, CCOO convocó una huelga general de media hora contra el E.T.

Uno de los elementos importantes de este Acuerdo era requerir la “autonomía” de las partes en la negociación colectiva, eliminando el papel del Estado que en los últimos años había actuado de arbitraje en los convenios sin acuerdo. Esta eliminación del arbitraje suponía favorecer la intransigencia de las empresas en la negociación laboral.

Sentó las bases del E.T. y de los siguientes Acuerdos Marco.

INSTITUTO DE MEDIACIÓN, ARBITRAJE Y CONCILIACIÓN

En enero de 1979 se publica el Real Decreto-ley 5/1979, de 26 de enero, sobre creación del Instituto de Mediación, Arbitraje y Conciliación (IMAC). La principal novedad es que los despidos individuales no puedan recurrir a los tribunales.

Los conflictos laborales, por su propia naturaleza y por los intereses que en los mismos se enjuician, necesitan una rápida solución, teniendo en cuenta que tanto para el trabajador como para el empresario la prolongación de situaciones de incertidumbre constituyen una grave lesión y a veces un perjuicio difícilmente reparable. No es admisible, en un orden social que se quiere justo, que la decisión sobre situaciones muchas veces vitales se prolongue durante largos períodos de tiempo”. (Preámbulo del Real Decreto)

DOCUMENTOS

ACUERDO MARCO INTERCONFEDERAL PARA LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA (AMI)

El 5 de enero de 1980 UGT y CEOE firman el Acuerdo Marco Interconfederal para la Negociación Colectiva (AMI), con vigencia para 1980 y 1981.

En este Acuerdo se fija la banda de incremento salarial que, a pesar de la técnicamente opaca cláusula de garantía, representaría una nueva pérdida de poder adquisitivo para la clase trabajadora.

Se forzó la inclusión de los Acuerdos en los convenios logrando una gran desmovilización de la conflictividad laboral.

DOCUMENTOS

ESTATUTO DE LOS TRABAJADORES

El 27 de febrero de 1980 se aprueba por el Congreso de los Diputados la Ley 8/1980 del Estatuto de los Trabajadores. Con el argumento de que el franquismo había sido paternalista con los trabajadores, el E.T. supuso la liberalización del mercado laboral y el inicio de la precarización de los contratos (contratación temporal, en prácticas, etc.). También reconoció como competencia exclusiva de la empresa la organización del trabajo, reduciendo las competencias de los Comités de Empresa. Supuso también un gran incremento de la jornada laboral (fuerte reducción de los días festivos retribuidos hasta los 14 actuales) en un momento en que los niveles de paro se disparaban con fuerza.

DOCUMENTOS

LEY BÁSICA DE EMPLEO

Ante la grave escalada del paro, en octubre de 1980 se promulga la Ley 51/1980, de 8 de octubre, Básica de Empleo.

El objetivo de la misma es reducir el gasto en prestaciones de desempleo. Para ello introduce los períodos de cotización para el cálculo de la prestación, reduciéndola.

DOCUMENTOS

ACUERDO NACIONAL DE EMPLEO PARA 1982 (ANE)

En junio de 1981 el gobierno, CEOE, CCOO y UGT firman el Acuerdo Nacional de Empleo.

Este Acuerdo volvería a generar una nueva pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora.

Los sindicatos firmantes recibieron, fuera del Acuerdo, 800 millones de pesetas a cuenta del anticipo del patrimonio sindical.

DOCUMENTOS

LAS ELECCIONES SINDICALES DE 1982

La desaparición de la CSUT y el SU y el protagonismo de UGT en los pactos sociales genera en 1982 un importante cambio en el panorama sindical.

Atendiendo a las cifras aportadas por Antón Saracibar, en El País del 1 de febrero de 1983, los diferentes cómputos del resultado serían:

Desde el 1 de enero de 1981 (postura de CC OO):

 UGT, 55.566 (35,46%); CC OO, 50.901 (32,48%); USO, 7.844 (5,00%); no afiliados, 21.788 (13,90%); nacionalistas, 6.767 (4,31 %); otros, 13.808 (8,81 %).

 Desde el 1 de enero de 1982 (circular 3/1982 del IMAC):

 UGT, 54.025 (36,50%); CC OO, 48.467 (32,74%); USO, 7.584 (5,12%); no afiliados, 18.377 (12,41%); nacionalistas, 6.767 (4,57%); otros, 12.771 (8,62%).

 Desde el 15 de marzo de 1982 (postura de UGT):

UGT, 53.688 (36,70%); CC OO, 48.002 (32,82%); USO, 7.534 (5,15%); no afiliados, 17.644 (12,06%); nacionalistas, 6.767 (4,62%); otros, 12.616 (8,62%)”.

En cualquier caso, UGT aventajaba a CCOO en el computo sindical y los sindicatos más combativos desaparecían disueltos tras el fracaso político de la Transición de los partidos que los impulsaron (PTE y ORT).

 

info@archivodelatransicion.es  I  Cuenta bancaria: ES73 0081 0299 9600 0128 9836

Quienes somos  –  Política de privacidad  –  Política de cookies 

 

Licencia Creative Commons